AIDA, tu aliada para escribir y vender.

En copywriting existen fórmulas eficaces que te permiten generar textos enfocados a la venta incluso cuando eres de las que se bloquean a la hora de escribir. 

La primera vez que usé una de estas plantillas para mi negocio vi la luz. Escribir pasó de ser un montón de ideas desordenadas en mi cabeza a tener un mensaje con un objetivo claro y planificado.

Además, estas estructuras son eficaces para la venta porque tienen en cuenta los procesos psicológicos que experimenta una persona al tomar una decisión. Aplicarlas te ayuda a guiar a tu lector hasta el final de tus escritos para que realice una acción valiosa en tu negocio: comentar un post, suscribirse a tu boletín o comprar un producto o servicio. 

AIDA es una de estas fórmulas y sus siglas hacen referencia a las 4 partes que debe tener un texto enfocado a la venta:

Captar la ATENCIÓN de tu público

Despertar su INTERÉS

Hacer que aparezca el DESEO

Mostrar la ACCIÓN que quieres que realicen al finalizar. 

Atención

Tu cliente ideal tiene acceso a la información que quiere, solo necesita buscar en las redes. Así que esta primera parte del texto es tu oportunidad para destacar entre toda esa información, conseguir que se detenga y sienta curiosidad por lo que tienes que contarle. 

Y para empezar captando la atención de tu lector es imprescindible conocer sus puntos de dolor y sus aspiraciones e ir directamente a ellos. 

¿Te has fijado en la frase con la que he abierto este post?

Interés

Una primera impresión no es suficiente, así que después de captar la atención de tu lector, céntrate en la solución que quieres ofrecerle. 

Puedes contar una historia o hacerle preguntas.  Sea com sea, explícale cómo va a ayudarle la información que vas a compartir.  Pero no te enrolles mucho, se trata de ponerle el caramelo en la boca para que pase al punto siguiente. 

Deseo

Cuando tu cliente llega aquí lo que espera descubrir es aquella promesa que le has hecho al principio. Es el momento de mostrarle que tienes la solución a su problema. 

Dale contenido que pueda poner en práctica, muéstrale resultados u ofrece testimonios de personas que ya han trabajado contigo. 

En esta parte el lector tiene que convencerse de que tienes información que puede ayudarle. 

Acción:

Este es el objetivo final de un texto: conseguir que tu cliente potencial actúe. 

No des por hecho que va a hacer lo que quieres. Díselo de forma clara y directa.  Guíale para que tome acción y tenga claro qué es lo que esperas que haga después de leer tu escrito. 

Para acompañar esta parte del texto, céntrate de nuevo en los beneficios y facilítale la decisión de suscribirse, comentar o comprar tu producto o servicio. 

AIDA solo es una de las fórmulas que puedes implementar en tus escritos. Te he propuesto ésta porque me parece práctica y sencilla para empezar a producir textos eficaces enfocados a la venta. 

Y tú, ¿crees que es importante estructurar tus textos para que tus clientes potenciales descubran cómo puedes ayudarles? 

Deja un comentario y cuéntame qué es lo que más te preocupa a la hora de escribir.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Log in

You are not currently logged in.








» Register
» Lost your Password?
¡Enhorabuena!

Vas a dar tus primeros pasos

como emprendedora digital

¿Por dónde quieres empezar?
Abrir chat
¿En qué podemos ayudarte?
error: Alert: Content is protected !!