Cómo abordar un nuevo lanzamiento sin morir en el intento

Los errores en planificación son la causa principal de la acumulación de tus tareas en tu agenda. 

Eres consciente de que no cumplir tus objetivos diarios hace que pierdas oportunidades y estés en desventaja respecto a una competencia bien organizada. 

Y es que, aplicar herramientas eficaces de planificación, te ayuda a:

  • Reducir los riesgos y minimizar el impacto negativo que tienen los cambios que no puedes controlar. 
  • Mantener la motivación y el enfoque al fijar objetivos claros y bien definidos. 
  • Mejorar la comunicación con colaboradores u otros profesionales que contratas en tu negocio. 
  • Fijar objetivos reales y factibles que no te lleven al fracaso por ser inalcanzables. 
  • Analizar los procesos de trabajo para mejorar tu productividad. 

Estas son algunas de las razones por las que la planificación en tu negocio es la clave del éxito. Tanto si tienes años de experiencia como si acabas de iniciar tu emprendimiento. 

Para que puedas asegurarte de que llevas a la práctica una buena planificación, quiero compartir contigo los 5 errores más habituales que cometes a la hora de ponerte a trabajar. 

1- Planificar sin tener claro qué implica una campaña de ventas. 

Si desconoces las tareas reales que tienes que hacer te lleva a planificar partiendo de hipótesis que la mayoría de veces te llevan al fracaso. 

Es cierto que la experiencia es un grado. Por eso, si estás empezando y no dominas la planificación, es importante que te apoyes en otras personas que puedan guiar tu trabajo. Ganarás tiempo y dinero. 

2- No tener bajo control las tareas que debes delegar.

Es posibles que estés en un momento de tu emprendimiento en el que ya cuentas con otros profesionales que realizan parte del trabajo de una campaña de ventas.

Pero, ¿tienes claro qué debes delegar y cuándo hacerlo para tener el material a tiempo?

En más de una ocasión, se han puesto en contacto conmigo personas que me piden una página de ventas para un lanzamiento una semana antes de que empiece.  

Las prisas no son buenas compañeras. Es importante saber qué y cuándo es el mejor momento para delegar. 

3- Pensar que los imprevistos no van a aparecer. 

Pero sí, pueden. Y es lo que suele ocurrir mientras preparas una campaña de ventas. 

Frases como: “Esto lo puedo hacer más adelante” o “Ya lo haré, aunque haya empezado el lanzamiento” no son las más aconsejables. 

Si puedes avanzar tus tareas, tendrás más tiempo que podrás usar para lidiar con los imprevistos. 

4- Desconocer el tiempo que requiere cada tarea de un proyecto. 

Sé que este es el mal de muchas emprendedoras que están en sus inicios. Es difícil calcular el tiempo que te va a llevar escribir el texto de un post o crear el diseño de toda la cartelería si no tienes experiencia. 

Por eso te animo a que anotes, desde hoy mismo, el tiempo que tardas en realizar las diferentes tareas de tu negocio. De esta forma, podrás hacer un cálculo más preciso y anotar objetivos diarios realistas en tu agenda. 

5- Poner en marcha un proyecto sin una revisión que te permita detectar errores. 

Cuando se acerca el lanzamiento de tu producto o servicio entran las prisas por terminar todas las tareas. Sabes que cuando empieces, tu energía estará centrada en vender y quieres tenerlo todo listo. 

Pero corres el riesgo de dar por listo todo el material con errores o que se te pase por alto alguna tarea importante que echarás de menos durante el lanzamiento. 

Antes de dar por terminado el trabajo, haz una revisión general de todo el material. Así siempre estarás a tiempo de rectificar en caso de que sea necesario.  

Y ahora te toca a ti. ¿Cometes alguno de estos errores? ¿Cuál es tu mayor dificultad ahora mismo a la hora de planificar las tareas que necesitas para tus lanzamientos?

Deja un comentario en este post. Estaré encantada de ayudarte. 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Abrir chat