Empieza a desarrollar tu mentalidad emprendedora

¿Es que hay que tener una mentalidad distinta si eres emprendedora o si eres trabajadora por cuenta ajena?

Sí, es así. Una emprendedora piensa y actúa de forma diferente a una trabajadora por cuenta ajena, en muchos aspectos.

Empezando por la forma de ver y entender su propio trabajo, y siguiendo por el estilo de vida que llevas, cuando te decides a ser emprendedora, vas cambiando en muchos aspectos.

Algo que aprendes al ser emprendedora es a enfrentarte a tus propio miedos y a vencerlos.

El primer miedo al que debes hacer frente es el miedo al fracaso. No tengas miedo porque un fracaso es un aprendizaje estupendo. Muchas veces en la vida es más importante saber lo que no debes hacer que saber lo que sí debes hacer. Cuando fracasas ya sabes lo que no funciona, así ya sabes lo que no vas a volver a hacer.

Vence tu miedo al fracaso para ser emprendedora

¿Qué debes hacer para cambiar tu mentalidad a una mentalidad emprendedora?

  • Trabaja en  tu marca personal

Para ello conócete bien.

Analizar tus virtudes y defectos:

  • potencia tus virtudes para ayudar con ellas a las demás personas,
  • trabaja en tus defectos para minimizarlos.

Ten una mentalidad emprendedora estratégica y proactiva

Hazte una experta en planificación.

La planificación es fundamental para saber qué camino y qué acciones vas a tomar para conseguir los objetivos de tu negocio.

  • Capacidad de trabajo y adaptación

La sociedad, el mundo y los mercados cambian constantemente. Tú, como emprendedora, debes conocer al máximo los detalles del ambiente en el que se mueve tu negocio y tener la capacidad de adaptarte y trabajar para mejorar las experiencias de tus clientes y seguidoras.

Todos estos cambios no los vas a hacer de la noche a la mañana, es cuestión de constancia y perseverancia, pero estoy segura de que lo conseguirás si estás verdaderamente comprometida contigo misma.

Mantén siempre el foco en tu objetivo, en lo que quieres conseguir con tu negocio y hasta dónde quieres llegar con él.

Por supuesto que la motivación es fundamnetal, así que recuerda siempre porqué decidiste emprender.

 Cuando sientas que tus fuerzas flaquean, piensa en todos los logros que has conseguido en tu vida, desde aprender a hablar y caminar hasta conseguir ese título académico que tanto esfuerzo te costó. De esta manera te darás cuenta de lo mucho que vales y lo mucho que eres capaz de llegar a conseguir.

Ahora dime, ¿tienes mentalidad emprendedora?

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Telegram
WhatsApp

¿Los Ingresos pasivos son para mi negocio?

A muchas mujeres emprendedoras les encantaría 𝐢𝐧𝐜𝐥𝐮𝐢𝐫 𝐮𝐧 𝐟𝐥𝐮𝐣𝐨 𝐝𝐞 𝐢𝐧𝐠𝐫𝐞𝐬𝐨𝐬 𝐩𝐚𝐬𝐢𝐯𝐨𝐬 en su negocio. Es el siguiente paso natural a medida que crecen La

Leer Más >>
Log in

You are not currently logged in.








» Register
» Lost your Password?
¡Enhorabuena!

Vas a dar tus primeros pasos

como emprendedora digital

¿Por dónde quieres empezar?
¿En qué podemos ayudarte?