Hace 3 años di mi salto al emprendimiento de forma oficial.

He sido funcionaria durante 12 años. Bueno, de hecho sigo siéndolo, pero mi estado actual es de excedencia por asuntos propios.

Mis padres han sido funcionarios desde…¡ni idea! Pero mucho tiempo. Tías, abuelo y algún que otro familiar cercano han sido o son funcionarios. O sea, que he crecido en un contexto familiar en el que el emprendimiento no ha sido un modelo para mí. Ni de lejos

¿Malo? No, pero ahora imaginaros la sorpresa de mi familia cuando les dije que me tomaba una excedencia porque quería apostar por mi negocio online.

Esa actividad de acompañar a otras madres, de dar charlas o talleres que yo realizaba, y que para algunas personas era tan solo un hobbie, tomaba fuerza y desplazaba  a la seguridad de una plaza y sueldo fijos. El sueño de muchas personas rechazado por una locuela que quería emprender.

Tengo que reconocer que yo no recibí críticas al dar ese paso importante. Aunque sí muchas caras de sorprea. ¿Pero eso es lo habitual?

Contra viento y marea

Pilar Martínez, bloguera en Maternidad Continuum y co-directora de Educalta

“El entorno ideal para una madre que quiere emprender online es el del apoyo incondicional…más o menos el mismo que para una madre que quiere dar pecho.

Porque sabemos que se va a sentir sola ante el peligro, con mil dudas, miedos e inseguridades y su entorno debería apoyarla.

Aunque desgraciadamente, esto no suele ser lo habitual y las madres terminan emprendiendo online contra todo pronóstico y contra todo el mundo.”

Emprender online puede llegar a ser una carrera de titanes entre lo que una tiene en mente y lo que la gente ve que haces.

Lo que más chocó en mi caso fue que empezara a ofrecer (y a vivir de ello) de algo que no estaba directamente relacionado con mis estudios de magisterio. Pero no lo único.

De hecho, las críticas suelen ser bastante habituales cuando una madre decide emprender online.

Leticia Jimenez, bloguera y emprendedora en Criando Creando

“Actualmente, emprender online ya es mi realidad. Mi esposo y mis hijas entienden mis actividades y me apoyan.

Pero al inicio no. Te hablo de inicios de la década del 2000, en la que nadie entendía qué hacía yo pegada a la computadora y sin buscar un empleo.

Las críticas que recibía eran, en general, que estaba pegada a la computadora o al móvil solo “chateando” o que descuidaba a mis hijos por estar mirando el teléfono.

Cuando despegas y consigues ingresos, otra crítica frecuente es que pierdes el tiempo y que es mejor buscar un empleo

A mí me criticaban muchísimo cuando veían a mi esposo barriendo y yo en la computadora. No le alababan que cooperara, le decian ‘mandilón’ y a mí que no me encargaba del hogar”

Y es que éste es uno de los patrones que muchas mujeres deben derribar cuando quieren emprender y que no debería existir: demostrar que pueden hacer algo diferente a lo esperado por el entorno.

Pero sí es posible, hay mujeres exitosas que han dado ese paso

Una de las cosas que más me ha maravillado de mi experiencia como emprendedora online es conocer a cantidad de mujeres que dan este paso. La mayoría tenemos un elemento en común: la maternidad y la búsqueda de la conciliación real. Aunque durante este tiempo he visto que hay mucho más detrás de esa acción. Ser fiel a una misma siendo su propia jefa.

Pilar y Leticia son dos de ellas y les agradezco infinito que hayan dedicado un tiempo a colaborar en este post. Les he preguntado a cada una qué 3 consejos darían a una mujer que desea emprender online y ésto es lo que han compartido:

Pilar

Que siga nadando como Dori la de Buscando a Nemo, muchas veces la constancia es lo que hace la diferencia entre todos los que lo intentan y abandonan (que son la mayoría).

Que se rodee de personas en su misma situación (otras mamás emprendedoras) porque así no se sentirá tan incomprendida y sola.

Y que se fije en las personas que ya están donde ella quiere llegar, a esas personas es a las que debes imitar y al resto, es mejor ignorarlos.

Y Leticia

Que se enfoque. Muchas lo han logrado, lo puede lograr también, ahora hay muchos más recursos y acompañamiento, pero no hay que distraerse.

Que si tiene niños pequeños, ajuste sus expectativas. Ellos siempre son primero y a veces hay que elegir la casa más polvosa, que unos años con la casa no tan limpia no matan a nadie

Y que acepte y pida ayuda, no somos super woman, y nadie espera que carguemos con todo solas.

La clave es el entorno, ¿pero cuál?

Como te habrás dado cuenta, tanto Pilar como Leticia destacan la importancia que tiene tener un entorno que comprenda lo que estás haciendo. Y coincido plenamente con ellas.

Sin embargo, además del entorno personal, es necesario cuidar también del profesional y rodearte de personas que conozcan el camino que tú quieres iniciar o que acabas de empezar.

Esas van a ser las personas que comprendan con más facilidad tus dificultades y preocupaciones. Así que, si todavía no los has hecho, busca un grupo en el que puedas conectar con otras emprendedoras para poder apoyarnos las unas a las otras.

¿Acabas de iniciar tu propio negocio onlie?  ¿Cuál es tu mayor dificultad? Me encantará conocer tu experiencia.

¡Enhorabuena!

Vas a dar tus primeros pasos

como emprendedora digital

¿Por dónde quieres empezar?
¿En qué podemos ayudarte?