¿Por qué te quedas en blanco cuando te pones a escribir tus textos enfocados a la venta?

¿Sabes qué hace que no fluyan esas ideas fantásticas que harán que tu cliente se emocione al leerte y te compre?

¿Acaso piensas que hay que ser una excelente escritora para crear textos que te permitan generar más ventas?

Voy a explicarte el SECRETO CLAVE para que no te quedes en blanco y consigas que tu cliente desee comprar tus productos o servicios al leerte.

Además de este secreto, voy a revelarte fórmulas para escribir sencillas, prácticas y resolutivas en el curso “Paso a paso”. Puedes ver toda la información en este enlace: https://bit.ly/2Ssy6Nm

Pero antes voy a explicarte algo importante.

¿Sabes qué es lo primero que tienes que hacer para saber cuál es la casa de tus sueños?

Conocerte bien a ti misma.  

Es decir, asegurarte de que esa casa dará respuesta a tus necesidades y cumplirá con las funciones que tu estilo de vida requiere.

Pero para conseguir eso es necesario que seas capaz de imaginarte lo que todavía no ha sucedido. Saber qué vas a hacer en la cocina, qué tiempo pasarás en el salón, qué quieres ver al despertarte o lo importante que es para ti la intimidad del baño. En definitiva: crear en tu mente lo que sería tu vida en ella y todo lo que podrías sentir en esa casa. Una vez se consigue eso, describir la casa de tus sueños es pan comido.

Y eso es lo que suele suceder cuando te pones a escribir textos dirigidos a tu cliente ideal. Una vez consigues conectar con los deseos y aspiraciones de tu cliente ideal, escribir sobre los problemas que tú puedes solucionar es sencillo y el síndrome de la hoja en blanco desaparece.

Aún así, ¿sabes cuál es el error que nos saltamos para evitar quedarnos en blanco a la hora de escribir?

Es sencillo. Hacer una lista con todas las situaciones reales que puede estar viviendo nuestro cliente ideal y que describan el problema que tiene o el objetivo que desea conseguir.

Se trata de no dejar ninguna estancia de la casa por imaginar y así no perder la oportunidad de hablar de aquello que captará su atención y que activará su interés por lo que tú vas a ofrecerle.  

Este trabajo previo a ponerte a escribir es la clave para tener una fuente de ideas para tus textos, pero no la única. Te contaré todos mis secretos en el curso “Paso a paso”

=> https://bit.ly/2Ssy6Nm

Un abrazo

Laia

PS: no hace falta ser una gran escritora para conectar con tu cliente ideal. Solo tienes que saber imaginarte la casa de sus sueños y mostrarle cómo se va a sentir viviendo en ella.

¡Enhorabuena!

Vas a dar tus primeros pasos

como emprendedora digital

¿Por dónde quieres empezar?
Abrir chat
¿En qué podemos ayudarte?
error: Alert: Content is protected !!